[…] Los Dobermann son a menudo estereotipados como feroces y agresivos. […]

Responder